Buscador

Twitter Facebook RSS

Sitges 50 - Parte VI

Vía Festival de Sitges por 15 de octubre de 2017
Imagen destacada

El Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges cumple 50 años. De diez en diez. Brevemente, y de diez en diez.

'Real' - Otro thriller Made in Korea demasiado enrevesado que promete más de lo que ofrece y al que le sobran fácil 20 minutos. Tanto rizar el rizo del doble que al final no queda demasiado claro nada de nada, si es que algo tiene verdadero sentido. Pero bueno, lo cierto es el que debutante Lee Sa-rang filma tan como Dios como para dejarse llevar y, de paso, apuntarse su nombre ahora que Bong Joon-ho parece que se ha jubilado. Interesante por partes, pero fallida en su conjunto. *****

'68 Kill' - Intenta llegar a donde han llegado títulos como 'Cheap Thrills', en un intento incluso desesperado por momentos. Pero no lo consigue en parte por esto mismo, por este artificio que fuerza malamente lo que en las buenas ocasiones resulta natural. O lo que es lo mismo, va de guay pero no es tan guay como pretende/quiere/cree ser. Desfallece por el camino como fallida aunque agradable y entretenida comedia negra (para hombres). ******

'The Brink' - Cinta de acción Made in Hong Kong tan entretenida y competente como a la vez convencional y olvidable, salvo si acaso por su clímax en alta mar (y que incluye una pelea bajo el mar bastante curiosa). Para ver, distraerse un rato y olvidar al momento siguiente. ******

'What Happened to Monday?' - Es posible que si nos pusiéramos terriblemente objetivos no tendríamos alternativa: La nueva película de Tommy Wirkola no es lo que se dice, buena. Ahora bien, hablamos de Tommy Wirkola: También es terriblemente entretenida. Poco importan los agujeros de su guión, la superficialidad de sus acciones o las demás características propias de lo que vendría a ser un blockbuster de videoclub (oh, aquellos tiempos). Entretiene aunque sea a lo pobre durante sus dos largas horas de metraje. Y Noomi Rapace nunca había estado tan bien. ******

'Annabelle: Creation' - La buena mano mostrada por David F. Sandberg en 'Nunca apagues la luz' vuelve a lucir en este acertadísimo eco de las películas de James Wan. Es cierto que pesa sobre ella cierta sensación a película ya vista, pero también que dicha sensación se contrarresta tanto con lo bien orquestada que está la melodía como por ese aire clásico que la envuelve. Un regreso a un terreno de sobra conocido que funciona y ofrece lo que promete, cumpliendo con una dignidad que como hemos podido comprobar por estos lares a lo largo de la semana, no es tan fácil de encontrar. *******

'The Super' - Podria pasar perfectamente por uno de esos telefilms baratos que no sé muy bien por qué, pensamos que sólo emite Antena 3. Que nos la pongan un sábado a las 15:30 es de una crueldad y falta de vergüenza intolerable. Lo peor de lo peor, tanto que si uno se imagina que está viendo algo tipo de 'The Room' se aprovecha el tiempo riéndose DE la película. Lo único rescatable, Val Kilmer haciendo de loco. *

'Psychopaths' - Tres historias que más que historias son anécdotas. Una chorradeta de género algo gratuita, algo ambigua, algo alargada, algo "Bueno, pues molt bé, pues adiós". Al igual que con 'Carnage Park', a Mickey Keating se le va la fuerza antes de tiempo, con la provocación a bote pronto y de corto recorrido. Como ejercicio de estilo resulta interesante, como película se queda algo corta y aún siendo corta, se hace (a)larga(da). ******

'Survival Family' - Inteligente dramedia de corte familiar sobre nuestra dependencia de la tecnológica y lo inadaptados que estamos, a la hora de la verdad, a lo que aparentemente es real. Entretenida, también divertida y además con la capacidad para dar qué pensar, llevando así su sinopsis más allá de lo puramente alimenticio. Muy japonesa, por supuesto, y también bastante disfrutable. *******

'Jeepers Creepers 3' - 13 años después cabía esperar más, mucho más. El Creeper sigue teniendo su encanto, un encanto del que carece esta decepcionante secuela que sirve para poco más que recordarnos lo interesantes que fueron las otras dos. Un amago lastimero, un pobre intento por recuperar la franquicia, un triste epílogo. ****

'The Lodgers' - Un cuento gótico cuya gracia no va más allá de su clasicismo y su buena apariencia. Nada nuevo bajo el sol ni bajo el agua, mucho menos nada que nos vaya a quitar el sueño. Aunque al menos y a diferencia de esa estafa llamada 'El secreto de Marrowbone' no se trata de un filme tramposo, sino de una producción timorata y conservadora que se torna en aburrida. Un discretísimo punto y final para el festival. ****


Pd. Después de haberla visto por segunda vez no me cabe ninguna duda: 'En realidad, nunca estuviste aquí' es un peliculón. Tan estilosa, elegante y post-moderna como para poder ser acusada de hueca, de vacía o de artificiosa; y a la vez tan sencilla, tan directa, tan visceral... tan contundente. Un thriller áspero, seco, intenso, oscuro y espiritualmente violento con claras reminiscencias a 'Drive', 'Solo Dios perdona', 'Taxi Driver' o 'The Driver'. Puro nervio, nada de grasa. Un chute de adrenalina deslumbrante en lo afinado, y en lo atinado de su inquietante manierismo extremo. ********

No puedo decir lo mismo de 'The Disaster Artist', un "chiste" cuyas carencias se hacen más evidentes a la segunda. De hecho acaba siendo incluso irritante su insistencia en "imitar" en lugar de "dar vida" (propia o ajena). Un filme desaprovechado que tras la carcajada no oculta más que un postureo vacío y de corto alcance. Y total, sin ir más lejos en esta última jornada una película como 'The Super' ha demostrado que no es tan difícil hacer una mala película de la que reírse muy sanamente (con o sin malicia). *****


¿Continuará...?


Click aquí para más información

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas