Buscador

Twitter Facebook RSS

'Aquaman' - Be water, my friend

Vía El Séptimo Arte por 21 de diciembre de 2018
Imagen destacada

- "Bueno, tendrá todo el dinero del mundo pero hay algo que nunca podrá comprar".
- "¿El qué?"
- "... un dinosaurio".

Sustituyan "dinosaurio" por un "pulpo tocando la bateria", y tendrán una definición bastante acertada de la desfachatez de 'Aquaman'. Si, es cierto: En 'Ant-Man y la Avispa' sale una hormiga tocando también la batería. Pero no es lo mismo: En la de Marvel hay un por qué, en la de DC es un simple capricho; en la de Marvel incluso sirve como base de una escena post-créditos, en la de DC es un me perdonen la expresión, puto plano de transicion sin más fundamento que UN PULPO TOCANDO LA BATERÍA.

'Aquaman' tiene una cualidad rara de ver, tan rara de ver que nuestra memoria, por inercia, pereza o falta de una conexión estable a internet, se remonta a principios de los ochenta para acordarse de 'Tron' o 'Flash Gordon'. O por qué no estando Dolph Lundgren de por medio, a 'Masters del universo'. ¿Un guiño nada casual tal vez? Sirva una imagen que en la época de los memes debería dar tanto juego como la de Philip J. Fry con un fajo de billetes en la mano: El mencionado Dolph Lundgren a lomos de un caballito de mar, presto a la batalla. Suena a chiste malo, ¿verdad?

Pero no. Lo dicho (pero que aún no he dicho), 'Aquaman' tiene una cualidad rara de ver: Un orgullo a lo "pecho palomo" que la vuelve irremediablemente entrañable. Te guste o no, que todo es posible, resulta raro que alguien pueda no disfrutar de esta versión desbocada y desvergonzada de 'El destino de Júpiter', película con la que comparte un grandilocuente tono operístico marcado por una colorida y abrumadora retórica visual tan prominente, desmesurada y libre de prejuicios como decididamente a medias de lo pulp, lo kitsch y lo que sólo funciona en la página de un cómic.

En cierto sentido, con 'Aquaman' ocurre lo mismo que con las llamadas precuelas de lo que un día fue 'La guerra de las galaxias', hoy en día 'Star Wars', con un James Wan vestido para la ocasión con la omnipresente barba de George Lucas. Algo que visto lo ocurrido con 'Los últimos Jedi' no todo el mundo tiene tan presente como debería: Que en esencia no dejan de ser, y de nuevo pido que me perdonen la expresión, una puta película. El mundo no empieza ni acaba en Tatooine, y eso es algo que entiende a la perfección un cineasta de casta como el pequeño gran James Wan.

Wan, al igual que hizo en 'Fast & Furious 7', y a diferencia de lo que haría un llamado autor, no intenta situarse por encima del género al que pertenece el filme; al contrario, lo fuerza para que aquello que le da carácter resplandezca con una luz cegadora. Wan, un auténtico artesano donde los haya, lo abraza con tanta fuerza, determinación y amor que nadie echa en falta esa "dignidad" que algunos piensan, no sin cierto desprecio maleducado, que requiere todo filme de género cuando la realidad es que no, ni falta que hace: Si 'Aquaman' es lo que es, ¿por qué disimular?

'Aquaman' es una orgullosa producción que como ocurre con la mayoría de las superproducciones hollywodienses hechas por comité, es en realidad la suma de varias películas distintas. Es ahí dónde entra en juego el talento de Wan, quién en lugar de luchar contra esta especie de tsunami coge una tabla y sin perder la sonrisa, a lo pecho palomo, se pone a cabalgar la ola como si el día de mañana no existiera. Y allí dónde algunos no son capaces de ver más que a un tío jugándose la vida, para ese tío es más que posible que no haya forma más plena de disfrutar de ella.

Esto es, en el límite. O forzando el límite. 'Aquaman' vive sobre esa cresta de la ola, sobre esa ruego que me perdonen la expresión por tercera y última vez, puta cresta de la ola. 'Aquaman' es como un deportista de alto riesgo que nos emociona y aterroriza a partes iguales: Tememos constantemente por su vida, al mismo tiempo que envidiamos su convicción para vivir el momento A SU MANERA. Ese miedo a descarrilar del que tanto se supone que viven los parques de atracciones: 'Aquaman' siempre está al borde un desastre evidente que sin embargo, a su vez, siempre acaba sorteando.

'Aquaman' es un divertimento clásico, un relato de héroes chapado a la antigua pero narrado con medios modernos. Una de Ray Harryhausen con (muchos) efectos digitales. Un antiguo cómic repintado con los rotuladores Stabilo más progres del mercado. Una "marea" arrolladora con un alto índice de compadreo, dueña de algunas de las imágenes más potentes del año (La Zanja, el duelo final...) y ese encanto del borracho que aunque borracho, o precisamente por estarlo, cuenta chistes como nadie haciendo que la velada se convierta en un auténtico placer (sea licor del bueno o garrafón).


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Lektro
    Lektro 04 de Enero de 2019, 04:49:14 pm
    James Wan borracho de mediocridad pop ochentera. Despropósito absoluto, acumulando excesos hasta conseguir que te rindas ante ella y ante Momoa. Imposible no salir vomitando blockbuster por todos los orificios del cuerpo. Imposible no pasarlo BOMBA.

    Desde el cachondeo de 'Predator' no me lo pasaba tan bien en una sala de cine. Ya hace un par de semanas que la vi, y su espectáculo audiovisual no deja de perseguirme.
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 14 de Enero de 2019, 08:46:57 pm
  • Avatar de cineasta
    cineasta 11 de Febrero de 2019, 03:20:03 pm
    James Wan borracho de mediocridad pop ochentera. Despropósito absoluto, acumulando excesos hasta conseguir que te rindas ante ella y ante Momoa. Imposible no salir vomitando blockbuster por todos los orificios del cuerpo. Imposible no pasarlo BOMBA.

    Desde el cachondeo de 'Predator' no me lo pasaba tan bien en una sala de cine. Ya hace un par de semanas que la vi, y su espectáculo audiovisual no deja de perseguirme.

    Precisamente fui con un colega estas navidades al cine para verla y también nos lo pasamos bomba. El guión es un puñetero desproposito que mejora con un par de chupitos y cervezas en el cuerpo y tiene algunos momentos locos realmente descacharrantes. Se nota el gran trabajo de Wan a las cámaras y el estilo macarra del protagonista, pues oye, ni tan mal...

    A veces me da por pensar que es la "The Room" del cine de superheroes  :alegre
  • Avatar de Calde_Vila
    Calde_Vila 15 de Marzo de 2019, 07:30:27 pm
    Si uno se quiere poner en plan pureta puede empezar a sacarle defectos hasta suspenderla. Y viendo lo que hizo gran parte de la crítica profesional, creo que es lo que les pasó. Es cierto que el guión argumental es bastante simplón, sus giros y moralinas previsibles, que hay exceso de fuegos artificiales, que la BSO (mezcla de canciones pop e instrumental) por momentos queda exagerado o mal metido y que la parte romántica o Momoa haciendo chascarrillos no son sus mejores bazas, pero, aún con todo ello, es puro disfrute.

    Muy bien como historia narrativa de los inicios de un personaje, es un no parar de inicio a fin, altas dosis de acción y algunas secuencias realmente potentes, derroche audiovisual y en general una gran mezcla de géneros, además de acción, con fantasía, épica (mucha) y aventuras. A destacar este último aspecto, con aroma a clásico, con recorrido por multitud de variados escenarios, con multitud y variadas criaturas. Altamente disfrutable.

    Nota: 6'8

  • Avatar de Michael Myers
    Michael Myers 20 de Marzo de 2019, 05:10:54 pm
    EL REY DE LOS SIETE MARES, Y AHORA DE LO QUE QUEDA DE UNIVERSO DC

    'Liga de la justicia' fue un palo duro de superar, pero una cosa es esa cosa que nos mostraron en las salas de cine, y otra pensar que el universo de los personajes de DC Cómics está más muerto que vivo, ni tanto ni tan calvo. Es cierto que este universo está muy lejos de ser algo más que películas que comparten lugar y cronología, mas cuando cuadran los cimientos, salen cosas más que dignas como 'Wonder Woman', 'Batman v. Superman. El amanecer de la justicia' o esta 'Aquaman'.

    Cuando se pensaba que Batman/Ben Affleck y Superman/Heny Cavill iban a ser las caras visibles de este universo, tiene que venir primero Gal Gadot y luego Jason Momoa, actores que no son precisamente del método, a salvar los muebles. En el caso de Momoa, hay que decir que su cinta relata una historia del personaje ya visto antes, pero el propio Momoa realza el resultado, se le nota que le sienta como un guante este superhéroe. El resto del reparto tampoco se quedan atrás (incluso Dolph Lundgren está aquí por encima de lo que uno puede esperar).

    El mazazo del primer cruce de superhéroes de DC dolió tanto que me hizo dejar de insistir, y las noticias que han ido surgiendo posteriormente muestran que están en manos de chimpancés, así que no vi esta en pantalla grande, y no es que me arrepienta, si bien creo que no hubiese sido lo mismo viendo el fantástico despliegue visual que enseña este trabajo de James Wan. Aunque creo que tampoco la diferencia hubiese sido mucho mayor.

    Esta pequeña pieza del puzzle tiene mucho potencial visual y cuenta con los actores adecuados, si bien para siguientes secuelas espero que se salgan un poco de lo visto, la historia de este filme ya se vio antes (en cinta de animación, sin ir más lejos) y no ayuda a que sea el pivote central. Solo falta que sigan dejando trabajar como se nota que ha pasado aquí.

    7.5

Noticias relacionadas