Buscador

Twitter Facebook RSS

'Dos padres por desigual' - Quien tiene un amigo, tiene un tesoro (de nuevo)

Vía El Séptimo Arte por 28 de noviembre de 2017
Imagen destacada

"Quien tiene un amigo tiene un tesoro" decíamos en relación a 'Padres por desigual'. Un dicho popular que, como todos los dichos populares, hay que utilizar bajo unas determinadas condiciones de uso que le aporten la oportuna credibilidad. Porque, quién tiene un amigo... ¿realmente tiene un tesoro? ¿Siempre es así? Sobre el papel sí, porque queda tan bonito que no se lo podemos negar, aunque sea por vergüenza. Y lo más políticamente correcto dentro de una sociedad políticamente correcta sería decir que quién tiene un buen amigo, realmente sí tiene un tesoro.

Como en el caso que nos ocupa, de nuevo, le vuelve a ocurrir a un Will Ferrell al que las buenas compañías, como la de Mark Wahlberg, le sientan más que bien. Poco importa que esta secuela sea, qué cosa, digna sucesora de una primera parte que por otro lado no era nada del otro mundo. Obvio. O eso creo porque la verdad, a estas alturas de la partida, ¿quién es capaz de acordarse de una comedia como 'Padres por desigual' más de un año después? Es más, ¿qué interés podría haber en acordarse de ella? ¿Por qué? ¿Para qué?

¿Qué puede ser esta 'Dos padres por desigual' sino otra insustancial e impersonal comedia 100% comercial no más que para pasar el rato? ¿Qué puede ser sino otra de esas producciones que parecen rodadas en piloto automático tras ser improvisadas durante un aburrido viaje en autobús? Hay quién hace botellón, y hay quién rueda películas. Y hay películas que nadie recordará cuando sus protagonistas mueran, por más que muy posiblemente sean estas películas las que paguen los aperitivos que se servirán en sus respectivos funerales.

'Dos padres por desigual' viene a ser lo de siempre, versión simpática y a menudo, más a menudo de lo que podría ser, divertida. Pero no por lo que abiertamente podemos considerar una mierda, sino porque su reparto se las apaña para que derive en algo razonablemente divertido. "Tiene su punto" decíamos sobre 'Padres por desigual'. Y ahora añadan a un John Lithgow y a un Mel Gibson sin miedo al que dirán, conscientes como todos los demás participantes de qué clase de película están haciendo: Una que ni ellos mismos recordarán mientras cobran el cheque.

Casualidades de la vida, 'Dos padres por desigual' vuelve a ser lo que aparenta ser. Y siendo conscientes de que como reza otro popular refrán popular, "no hay que pedirle peras al olmo", lo cierto es que resulta entretenida y a menudo, también divertida. La clave está, de nuevo, en aquel "quien tiene un amigo tiene un tesoro". Los papás Wahlberg y Ferrell, los abuelos Lithgow y Gibson, así como todos los demás. Todos aportan para que estos 100 minutos de tu vida sean mucho más llevaderos que según que comidas navideñas con la familia...

... otra vez.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de merchis
    merchis 08 de Diciembre de 2017, 04:29:53 pm
    Esta pelicula se ve divertida :guay, voy a mirar el trailer  a ver que tal va. ademas estos actores son muy buenos.  :tititi

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad