Buscador

Twitter Facebook RSS

'El espíritu de la Navidad' - El gran show navideño

Vía El Séptimo Arte por 16 de noviembre de 2022
Imagen destacada

¿Qué cabe esperar de una película titulada 'El espíritu de la Navidad' si no es, precisamente, lo que ofrece esta película que no por casualidad se hace llamar 'El espíritu de la Navidad'? A pecho descubierto, sin vergüenza alguna, y con toda la honestidad que pueda ofrecer lo que, en cualquier caso, un Ebenezer Scrooge podría seguir despreciando sin piedad como otro producto comercial que trata de sacar tajada de la Navidad: Una época de paz, amor, bonitas palabras y consumismo desenfrenado. Nada como convertirse en un clásico navideño recurrente, el sueño de todas y cada una de las películas navideñas.

Un clásico navideño como 'Los fantasmas atacan al jefe', con un Bill Murray tan en su salsa como en 'El espíritu de la Navidad' lo están Will Ferrell y Ryan Reynolds. La idea, en ambos casos, viene a ser parecida: Convertir la obra original de Charles Dickens en algo así como un especial de Saturday Night Live plagado de efectos especiales y para todos los públicos (aunque con más de una broma para adultos). Aunque en el caso que nos ocupa se trate de una auténtica reimaginación en continúa expansión a la que se le añade brillo, color, metaficción, música, bailes, estimulantes cambios de dinámica y un Sephora.

El clásico de Dickens convertido en una comedia a la medida de Ferrell y Reynolds, así como en un musical a la medida de Justin Paul y Benj Pasek, los autores de las canciones de 'El gran showman'. Humor, música, baile y todo ese rollo de la Navidad, ¿qué puede salir mal? En realidad, lo mismo que en cualquier comida navideña: Que se te atragante tanta amabilidad y simpatía. 'El espíritu de la Navidad' define como pocas su condición a través de un título que deja poco margen para la duda. Una condición que respalda con energía, alegría, determinación y buenos sentimientos, buen humor y buena música.

'El espíritu de la Navidad' cumple más que de sobra con lo que cabe esperar y exigir de una generosa, inocente y bienintencionada comedia musical navideña dickensiana con Will Ferrell, Ryan Reynolds y los compositores de 'El gran showman'. No engaña salvo a quien quiera sentirse engañado, siendo un muy alegre, vibrante y contagioso pasatiempo por encima de la media aunque un pelín alargado que si bien no nos cambiará como personas, ni mucho menos como cinéfilos, nos permite sentir ese calor en el cuerpo que al menos durante unas horas nos hace creer en la magia, pureza y gratuidad de la Navidad.

¿Un nuevo clásico Navideño? Probablemente, sí.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas