Buscador

Twitter Facebook RSS

'Misión: Imposible - Fallout' - Shut Up And Take My Money

Vía El Séptimo Arte por 25 de julio de 2018
Imagen destacada

En un momento dado, 'Protocolo fantasma' parecía el comodín del público para que Tom Cruise volviera a ver su cara en las portadas de medio mundo. Ya se sabe, nada como una franquicia añeja para renacer de tus cenizas. Cruise no sólo se re-engancho a la vida, sino que además se reivindicó cuatro años más tarde con 'Nación Secreta' de la mismo manera que ahora, con aún más vehemencia si cabe, vuelve a ratificar con 'Fallout' tanto su condición como la de una franquicia que, sin duda alguna, ya se cuenta entre lo mejor que ha dado el cine aderezado con palomitas.

Está claro que para el intérprete de Ethan Hunt no se trata de un buen día para sobrevivir a cualquier precio a lo Bruce Willis. Que va. "En su momento, a su momento y durante su momento" que encabezaba mi opinión sobre 'Nación secreta' se adapta de nuevo como un guante a esta 'Fallout', una promesa más que cumplida. O sea, es muy buena, como espectáculo y como película. O sea, merece pagar, y con creces por ver, en la gran pantalla, una película como la que nos ocupa, capaz de convertir una inversión de 10 euros en una inversión sencillamente ridícula.

¿10 euros por disfrutar como un enano? "Shut Up And Take My Money" que diría Philip J. Fry.

Y es que 'Fallout' es aquello que parece que es, que también, es lo que promete y cabe pedir, amablemente, previo pago de una entrada de cine, que sea. En su momento, a su momento y durante su momento. Durante dos horas y pico de metraje. Y cuando parece que no lo va a ser, va y lo es aún un poco más. Y a buen entendedor no hace falta más, que no deja de ser la sexta parte de una franquicia que no es que vaya a más, es que no va a menos. No deja de ser lo que siempre ha sido, que también, lo que le ha valido para llegar hasta aquí en un estado de forma formidable.

Continuación directa de 'Nación secreta', esta 'Fallout' vuelve a brillar como la definición idónea de superproducción. Como esa superproducción capaz de arrollar cualquier prejuicio con su fluidez orgánica, su solidez medioambiental y sobre todo, Tom Cruise y Henry Cavill mediante, su claro gusto por las acrobacias desprovistas (en la medida de lo posible) de CGI. Como esa superproducción que pone sobre la mesa la mejor versión de una industria como la de Hollywood que, como cualquier otra industria, no siempre tiene (tan) en cuenta su honestidad o integridad...

... como para que el famoso gif protagonizado por el protagonista de 'Futurama' sea tan oportuno.

Y de nuevo, Christopher McQuarrie al frente. Un cineasta que sobra decir, trabajo a trabajo, se ha ganado el derecho a que ese mismo gif acompañe a cualquier proyecto que cuente con su presencia. No es fácil, nada fácil que una franquicia se muestre a la sexta con esta frescura. Con esta alegría. Con esta inquietud. Con esta intensidad. Y con esta determinación. La de alguien como Tom Cruise, una auténtica estrella que a diferencia "de otras", se ha vuelto a vestir como Ethan Hunt para superarse, o morir en el intento, en lugar de para pagarse la jubilación.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad