Buscador

Twitter Facebook RSS

'Mr. Corman' - Kidding

Vía El Séptimo Arte por 07 de agosto de 2021
Imagen destacada

Podríamos describir 'Mr. Corman' como un voluntarioso y bienintencionado capricho de Joseph Gordon-Levitt. Su propia serie, tentador. Es evidente que ha puesto mucho de su parte y mucho de sí mismo en este proyecto, más no deja de ser una producción casual y circunstancial que como tal, salvo regodearse de forma irregular en sí misma y en su circunstancia, no parece ir ni avanzar hacia alguna parte que haga que su propósito parezca una buena causa.

Y es que a lo largo de sus diez episodios 'Mr. Corman' no desarrolla ningún arco argumental propiamente dicho, siendo algo cercano a una deslavazada sucesión de chascarrillos cotidianos cuya suma se antoja trivial e irrelevante. Lo que se entiende que pretende ser un retrato del tal "Mr. Corman" queda menguado a una fortuita sucesión de anécdotas que, como si fueran una peonza, giran sobre sí mismas sin que la serie coja algún tipo de impulso a través de ellas.

La apariencia, bonita y pulida, muy propia de un producto de Apple, es que se trata de una colección de relatos cortos donde lo que ocurre en un episodio no tiene impacto o continuidad en los demás. Chascarrillos episódicos que como sugiere la inclusión del covid en su narrativa, bien podrían haber sido improvisados cada semana sobre la marcha, varados como un capricho pasajero y sin formar parte de un plan mayor que les de sentido al margen del pronto pago.

Así, porque sí. Porque puedo. Porque a decir verdad tampoco está nada mal, siendo 'Mr. Corman' una serie agradable y fácil de ver, tras la cual se nota hay una inquietud artística y donde no hay capítulo que no despierte como mínimo nuestra curiosidad; tampoco, ninguno que al margen de sus inequívocas bondades, se presente como parte esencial de un manifiesto que transforme dicha curiosidad en algo que sintamos que vaya a influir en nuestra existencia.

Ese "no está mal" que respetamos y a nadie disgusta pero que no levanta pasiones ni genera conversaciones. Ese capítulo semanal que si vemos sonreímos, pero por el que no nos acordamos de pasar pena si no. Voluntariosa y bienintencionada, 'Mr. Corman' queda reducida a un intento por parecer estimulante antes que serlo realmente, de forma natural o accidental a lo largo de diez capítulos, que como si fueran la pulcra y discreta carcasa de un teléfono móvil.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Mr. Corman

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas