Buscador

Twitter Facebook RSS

'Feedback' - Un mal día para dejar de fumar

Vía El Séptimo Arte por 27 de febrero de 2019
Imagen destacada

'Feedback' me recuerda mucho a 'Grand Piano', la película escrita por el hoy conocido responsable de 'Whiplash' que llegó a los cines españoles a finales de 2013. Una película que en su momento me gustó mucho, a pesar de su tremenda irregularidad y un clímax a todas luces muy mejorable. Una película que en su momento me gustó mucho, aunque desde entonces no la he vuelto a ver y no sé ahora qué sería de ella... o de mí como espectador, claro está, que mucho ha llovido desde entonces.

En fin, que 'Feedback' me recuerda mucho a 'Grand Piano'. El "si fallas una nota estás muerto" se traduce aquí en un "si no acabas el programa estás muerto", básicamente. La idea, para el caso, viene a ser la misma: Un sujeto famoso que tiene que mantener las apariencias en vivo, y en directo mientras todo lo que le rodea, a espaldas de la audiencia -que no del espectador-, se desmorona como si fuera un castillo de naipes. Lo que se dice un mal día para dejar de fumar, para entendernos.

No sé si se acuerdan de 'Grand Piano', o dado lo desapercibida que pasó, si saben siquiera de su existencia. Resumen breve (según la recuerdo): Un partido que el equipo local gana 4-0 gracias a cuatro buenas jugadas aisladas. 'Feedback' es ese mismo partido ambientado en un estudio de radio en lugar de un auditorio, con las consiguientes limitaciones (y/o condicionantes), en el que el equipo que ahora juega de visitante empata a menos que nada porque el Messi de turno no ha hecho acto de presencia.

Ni Pedro C. Alonso como guionista, ni mucho menos Pedro C. Alonso como director encuentran el punto exacto, ese punto exacto en donde una película como 'Feedback', tan supeditada a estar entre algodones, pueda funcionar. La clave de toda película, funcionar. La clave por la que por ejemplo, le han regalado a 'Green Book' ese Óscar tan devaluado. Si 'Grand Piano' funcionaba (a su manera) en base a un puñado de jugadas un tanto aisladas 'Feedback', en resumen, sencillamente, no lo hace.

En parte, en una gran parte por su poca o nula credibilidad: Nunca nos creemos la situación, tampoco su desarrollo o su resolución. Nunca nos la creemos, porque rara vez se nos da un argumento para creer en ello. La acción se produce, pero no se desarrolla; pasa, porque en el guión pone que pasa. Una idea malamente formulada como guión a cuyo rescate no acuden ni la realización, plana y apagada, ni tampoco el reparto, con Eddie Marsan haciendo tiempo entre temporadas de 'Ray Donovan'.

'Feedback' es una premisa que nunca toma forma. Un thriller que rara vez coge aire. Una película que en resumen, no funciona, pero sobre todo porque ni a sus responsables parece llamarles la atención su propia historia. Creérsela. Y creer es poder. 'Feedback' parece que salta al campo a ver qué sucede, sin más. A estar durante 90 minutos sobre el campo, a ver que pasa. Y lo que pasa es que nos da igual, absoluta indiferencia ante lo que no es un despropósito porque parece que carece de propósito.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Noticias relacionadas