Buscador

Twitter Facebook RSS

'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' - Las muertas no cuentan cuentas

Vía El Séptimo Arte por 25 de mayo de 2017
Imagen destacada

Empecemos dando respuesta a la pregunta que todo el mundo se hace: Sí, es mejor que aquella cuarta parte de infausto recuerdo. Ahora bien, esta quinta entrega sigue careciendo tanto de la chispa que tenían los tres filmes dirigidos por Gore Verbinski, como de un argumento alternativo que la sustente al margen de la figura del capitán Jack Sparrow. Un capitán Jack Sparrow que por otro lado representa su incapacidad para introducir novedades de peso que den vida a una franquicia atrapada en una barraca de feria propiedad de la Disney.

El resumen está claro: Viene a ser más de lo mismo así como, a su vez, viene a ser lo que cabe esperar. Pero sin la chispa que hizo de ella una franquicia multimillonaria hace ya más de diez años, que se dice pronto aunque parezca que fue ayer, y ahora resucitada por esto mismo, por su condición de franquicia multimillonaria que ahora, más de diez años después, se presenta como heredada. Sin la chispa, y a su vez, sin el nervio de la puesta en escena del mencionado Verbinski, uno de esos talentos sin prestigio por no estar considerado "un autor".

Aunque todo parezca ya visto, 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' es entretenida. Y se podría decir que cumple con el mínimo aunque acabe haciéndose un poco cansina. Al menos como película aislada, dado que como parte de una franquicia no deja de ser simplemente una más, dicho sea sin necesidad de despreciarla (aunque sin dejar de hacerlo). O como comúnmente se suele decir, pasa lo mismo si la ves que si no la ves. Lo mismo. Por más que te la vendan como la superproducción que no es salvo por lo innecesaria, absurdamente cara que es.

Por lo pornográficamente cara que es, más bien, en una muestra ejemplar de uno de los actuales males de la industria norteamericana. Ese "mal" que nos vende a golpe de talonario eventos cinematográficos que lo son sólo en apariencia. Y luego pasa lo que pasa, la decepción de una nueva película de estudio que busca emular una película no tan de estudio, todo ello dentro de un envoltorio tan grande, y sobre todo, tan caro como para que eso no la perjudique cuando lo que prevalece, en última estancia, es el concepto de franquicia, no el de película.

Una pesada carga, en este caso impuesta por Disney, que prevalece ante por ejemplo ese gancho, ese nervio demostrado por 'A todo gas' para llegar hasta una octava entrega. De ese espíritu de superación que vaya a más respecto a sus antecesoras en lugar de a resguardecerse bajo su sombra, a vivir de sus rentas y las campañas de marketing. 'Piratas del Caribe: La venganza de Salazar' representa el hartazgo de ese falso "blockbuster" que pretende ser sin proporcionar la experiencia, más o menos épica, que se le presupone trae consigo un "blockbuster".

Una vez vista, bien, ya está vista y si no fuera por la melodía creada -en su momento- por Klaus Badelt y el estupendo instante de la guillotina, una vez vista, ya estaría olvidada sin remordimiento alguno. Esta imitación carece del alma de aquello a lo que imita en vano, mostrando el evidente desgaste y declive de lo que no puede salvar ni Javier Bardem haciendo de villano, muy lejos esta vez de los Óscar, ni una multitud de guiños que no hacen sino evidenciar la enorme distancia que la separa de los tres filmes de un Gore Verbinski a reivindicar.

De hecho es precisamente esto último lo que afea una pasable aventura presupuestada en 150 millones de más: El inmovilismo de una fórmula en la que prácticamente no hay nada que parezca nuevo. No hay frescura, no hay valentía, no hay novedad. Tan sólo el eco de lo que alguna vez fue pero ahora queda lejos de ser, incapaz de enmendar ese jaque mate que supuso la cuarta entrega por el habitual conservadurismo de quién teniendo Lucasfilm, Pixar o Marvel Studios no siente necesidad alguna por arriesgarse, aunque sí por tirar el dinero.

Nos queda un consuelo, y es la resignación de a diferencia de lo que sucedía con la cuarta parte (cuyo director por cierto sigue dirigiendo películas para Disney...), salir de la sala tatareando esa melodía que ya forma parte de la historia del cine (bajo seudónimo). Ni felices ni contentos, tampoco tristes ni decepcionados mientras a nuestras espaldas dejamos colgada ooooooootra escena post-créditos que nos la trae muy al fresco porque no estamos pensando en lo que será, sino en lo que fue. Y eso como franquicia sólo puede suponer una cosa...


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex


Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Cansadodeloszombis
    Cansadodeloszombis 28 de Septiembre de 2017, 10:27:17 am
    No suelo hacerlo  pero a los treinta y pico minutos la quite. Lo poco que vi de Jack me parecio insoportable y tan tan tan tan tan tan tan tan tan repetido.. Que me imagine el resto de la película.



    Que buenas fueron las tres primeras.

    ¿ Se sabe si fue bien en taquilla o la gente ya está a otras cosas?
  • Avatar de jescri
    jescri 28 de Septiembre de 2017, 11:00:15 am
    ¿ Se sabe si fue bien en taquilla o la gente ya está a otras cosas?

    Recaudó cerca de 800 millones de dólares en todo el mundo, 250 menos que 'En mareas misteriosas' en 2011.
  • Avatar de Sacri94
    Sacri94 28 de Septiembre de 2017, 11:29:57 am
    Esta saga está igual de agotada que 'Transformers'. De hecho la saga acabó tras la tercera entrega, la cuarta parece un spin-off de Jack Sparrow que lo único que intenta es explotar al personaje al máximo y esta última está mucho mejor que la anterior pero sigue sin estar al nivel de la trilogía, a pesar de la nueva sangre.

    Es entretenida y divertida. Algunas bromas funcionan muy bien, me ha hecho soltar más de una carcajada y es que Jack Sparrow está muy bien utilizado en esta ocasión. Personaje secundario, como ocurría en las tres primeras. Saben que está agotado y que cuanto más lo utilicen más cansará. Por fortuna han conseguido darle buen uso tanto al personaje como a un Johnny Depp que está más sobreactuado de lo habitual (a propósito). Javier Bardem como malo está a la altura, aunque esto ha sido así en todas las entregas pues los villanos siempre han sido uno de los puntos fuertes de esta franquicia. Me ha parecido curioso en esta ocasión que:

    Spoiler (Click para ver)

    Las set-pieces son bastante mediocres en general. Desde luego, es la entrega más alocada y ridícula de la saga y tiran la casa por la ventana con tiburones zombies, saltos y momentos muy locos. La mejor es la de la guillotina, eso está claro. Es el mejor momento de la película junto con:

    Spoiler (Click para ver)

    Está bien como película y como nueva entrega, el problema es que nos da algunas cosas interesantes y otras que ya hemos visto en las tres primeras películas, además de que en general recuerda demasiado a esas. Pero bueno, de una quinta entrega de Piratas del Caribe era lo que podía esperar.

    Entre un 5 y un 6.
  • Avatar de jescri
    jescri 02 de Octubre de 2017, 12:02:07 pm
    Bastante entretenida sí. La primera escena de acción cuando sale Sparrow es de lo mejor de toda la franquicia   :obacion

    Un 7.
  • Avatar de John Matrix
    John Matrix 02 de Octubre de 2017, 07:43:48 pm
    Bastante entretenida sí. La primera escena de acción cuando sale Sparrow es de lo mejor de toda la franquicia   :obacion

    Un 7.

    Spoiler (Click para ver)

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad