Buscador

Twitter Facebook RSS

'The Stand' - De nuevo, otra vez

Vía El Séptimo Arte por 02 de enero de 2021
Imagen destacada

Ni he leído la obra original de Stephen King, ni recuerdo la adaptación televisiva de 1994 que el propio King se encargó de escribir, si es que la llegue a ver. Supongo que sí, pues en aquella época era complicado no ver algo basado "en una novela de Stephen King" de vez en cuando. Como lo empieza a ser ahora también en la actualidad, dicho sea de paso, siendo que la sensación es bastante... similar: Si en aquel entonces era que no iba a quedar obra alguna del escritor norteamericano sin ser adaptada al cine o la televisión, ahora es la de que no va a quedar ninguna obra sin ser adaptada... de nuevo, otra vez.

Muchas vieron la luz, pero en proporción son muy pocas las que recordamos. O las que merece la pena que alguien recuerde más allá de alguna escena suelta que podamos encontrar por YouTube. Y si bien parece que en la actualidad la proporción entre las recordables y las olvidables ha mejorado, sigue habiendo demasiadas que pasarán sin pena ni gloria... como la nueva adaptación de 'Apocalipsis' que nos llega bajo su título original, 'The Stand'. Como decía, no he leído la obra original ni recuerdo su adaptación televisiva, si es que la vi. Pero esta nueva versión no anima a que alguna de esas dos cosas cambien.

Es difícil tenerlo tan claro sin conocer la fuente original, pero es que sobre esta 'The Stand' pesa todo el rato la sensación de adaptación fallida. Desconozco hasta que punto lo visto en pantalla refleja lo escrito sobre el papel, pero desde el principio la sensación es que con o sin eso no funciona. Esa sensación, molesta y frustrante; como si hubieran empezado por la segunda hoja del Excel pensando que era la primera y que a partir de ahí, aunque siga siendo lo mismo que sobre el papel, todos los hipervínculos estuvieran descolocados. Y a pesar del lujo aparente con el que CBS ha envuelto un proyecto que se ve, les importaba.

Un proyecto que se ve, es evidente, que sus responsables no querían que pasase tan desapercibido como muy probablemente lo hará. Poco más que una futura entrada en IMDb, como tantas y tantas otras adaptaciones de King. Una adaptación que por partes, es susceptible de ser recordada por YouTube gracias a un puñado de vídeos. Visualmente luce bien, no le tiene excesivo miedo a los detalles escabrosos y su reparto cuenta con caras tan solventes como las de Alexander Skarsgård, James Marsden o Greg Kinnear. Y a decir verdad, aburrir no aburre y sin haber leído el libro, tampoco resulta molesta u ofensiva.

También hay unos cuantos momento o escenas que molan.

Pero lo que funciona lo hace de manera tan intermitente como desigual. La sombra de lo que hubiera podido ser pero mucho me temo que no será, tampoco a la segunda. Se ve, e incluso se llega a intuir un posible aprecio puntual, pero no transmite más que lo justo para que si tenemos mucha paciencia, no cambiemos de canal. Tampoco ayuda para nada, más bien al contrario su confusa estructura narrativa, con una especie de juego espacio-temporal que si en 'Perdidos' era capaz de generar todo tipo de expectativas y sensaciones, aquí prácticamente las destruye antes incluso de que tengan una sola oportunidad.

Una estructura narrativa discontinúa y fragmentada, sustentada en continuos saltos en el tiempo y en el espacio que además se intercalan con un continúo cambio de foco entre distintos personajes. Algo que en una película de Christopher Nolan puede resultar premeditado y no ser para nada casual, pero que aquí parece tan caprichoso como aleatorio y fortuito. Como si, quien sabe, sus propios responsables se hubieran dado cuenta de lo poco interesante que era su montaje lineal y se hubieran marcado un 'Escuadrón suicida', decidiendo descolocar todas sus escenas para intentar animar un poco la función.

O incluso quitar buena parte de su metraje para que resultase más, no sé, ¿enigmático? Ya en su primer capítulo pasamos de la normalidad más absoluta al apocalipsis más miserable de un plano a otro. Sin pena ni gloria. Y así con no pocas cosas, hasta el final. Agujeros negros en forma de elipsis. El motivo es lo de menos, también da igual que sea aposta o sin querer: Esta 'The Stand' no funciona porque ni aún en mitad de una pandemia como la que estamos, transmite algún tipo de emoción que cale. Una serie "plana" y "roma" que parece que lo intenta, más sólo parece que parece que lo intenta sin intentarlo de verdad.

O como tantas y tantas otras adaptaciones de una obra de Stephen King, aquejadas de una sensación de acomodada rutina muy alejada del mimo y la pasión que destilan 'Cadena perpetua', 'La milla verde' o 'La niebla'. Tres ejemplos que pongo de forma claramente interesada: Esas tres películas tienen a su favor a un Frank Darabont desaparecido desde que la primera temporada de 'The Walking Dead' le obligase a ir a juicio. Podían haberle llamado a él y el resultado podría haber sido el mismo, pero al menos daría la sensación de que había alguien al frente del proyecto. De ser en lugar de ser... por ser.

De nuevo, otra vez.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex



The Stand

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

Noticias relacionadas