Buscador

Twitter Facebook RSS

'Durante la tormenta' - Patio de recreo

Vía El Séptimo Arte por 30 de noviembre de 2018
Imagen destacada

No hay dos sin tres, se oye por ahí. Y a veces lo que se oye "por ahí" es verdad, como es el caso. Después de 'El cuerpo' y 'Contratiempo', Oriol Paulo sigue acrecentando su leyenda con esta 'Durante la tormenta': Otro rompecabezas narrativo, argumental y espiritual que en potencia, al igual que un cubo de Rubik, tiene tanto de juguete como de tomadura de pelo. Depende, tal vez incluso del pie con el que nos levantemos esa mañana.

Para mí, que tanto disfruté de las mencionadas 'El cuerpo' y 'Contratiempo', más de lo primero que de lo segundo... aunque llegado el caso uno pueda dejarse llevar, sin más, permitiendo incluso que la película en sí misma pase a un segundo plano. Perder de vista el camino. Como en un juego de magia, como ver a alguien resolver un cubo de Rubik, con el movimiento de unas manos que aunque no cuenten nada hablan por sí solas.

No es que su historia no merezca la pena, no; es que los mecanismos que usa Oriol Paulo para contarla (y retorcerla) le hacen sombra y amenazan, continuamente, con devorarla. Se adueñan de una función a la que manipulan de tal manera que pueden acabar siendo la función misma. Valen, sirven y funcionan para contarla pero, a su vez, una duda más que razonable, no queda claro si se trata de contar una historia o de usarla como excusa.

Aún en un caso como el de 'Durante la tormenta', a la que Paulo añade un claro componente emocional que funciona, como lo hace toda la película: En la trampa; en el engaño; en la manipulación. En cómo juega con la percepción, y las expectativas del espectador. En suma, en cómo utiliza ese artificio al que comúnmente llamamos cine: De manera evidente. Si el cine es artificio, el cine de Oriol Paulo es cine elevado al cuadrado.

De manera clara, en apariencia (y sólo en apariencia) sencilla y honesta. Hay engaño, pero porque el engaño define uno de los pilares del arte en sí mismo: El de la manipulación de una historia, también conocido como narrativa. Un juego para con el espectador que bordea, es cierto, una tomadura de pelo en la que no cae sin embargo (aunque lo pueda parecer). Porque Paulo va de frente; a la cara; a la yugular; a muerte.

Después de 'El cuerpo' y 'Contratiempo', Oriol Paulo sigue acrecentando su leyenda con esta 'Durante la tormenta', una nueva muestra de su talento, mal que le pese a los que puedan sentirse "estafados" por un embaucador para ellos, un cineasta para un servidor. Tres de tres. Aunque llegado el caso lo que cuenta, si es que lo cuenta, pueda ser lo de menos: Siempre nos quedará la curiosidad por cuál será la siguiente jugada.


Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de KellerDover
    KellerDover 11 de Diciembre de 2018, 10:37:03 pm
    Bastante de acuerdo en lo que comentas del artificio, que acaba jugando más papel que la jodidamente brillante historia que ha escrito junto a la misma guionista que sus anteriores pelis. Y es junto al giro final, lo único malo que puedo decir de la película. Absolutamente todo lo demás me ha gustado. Directa a mi top de cine español.
    Ya que comparas con Contratiempo, pues decir que esta es bastante mejor a mi parecer. Donde la otra era una sesuda frialdad, este es un rompecabezas lleno de emociones. Y sobretodo, donde en la otra el giro final lo vi venir con muchísima antelación en un claro error de producción, aquí el final es más complejo de lo esperado.
    8.5/10
    Spoiler (Click para ver)

Noticias relacionadas

Elseptimoarte.net utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia con el sitio web. Al continuar con la navegación consideramos que acepta su uso. Mira nuestra política de privacidad