Buscador

Twitter Facebook RSS

Capítulo III - El habitante incierto

Vía Festival de San Sebastián por 22 de septiembre de 2019
Imagen destacada

Si ayer fue mientras duró la guerra, hoy es como si fuera "mientras dure Franco". 'La trinchera infinita' cuenta la historia de un "habitante insierto" de un pueblo perdío de Andaluzía con fuerte asento andalú, por si alguien duro de oído se lo eztá preguntando... La propia sinopsis de la película lo revela, así que no temáis, que se supone que no es un spoiler: 33 años son los que pasa más o menos escondido en un agujero, que para nosotros los espectadores son más o menos dos horas y media que no se hacen pesadas, pero sí un tanto largas.

Es hasta cierto punto normal: Es una historia cuya intensidad se desparrama a lo largo de muchos años. Escenas concretas de una vida poco concreta, con abundantes saltos temporales y en ocasiones, abruptos cambios de tono. Más que una historia, es como un repaso de grandes eventos a lo "greatest hits". 33 años. Higinio no lo sabía, su mujer tampoco. Pero nosotros sí. Hablamos de una película concentrada en un espacio físico muy reducido donde, literalmente, la era dorada de Franco es un ruido lejano que llega desde la calle.

Ahora bien la buena mano de sus tres directores, conocidos profesionalmente como Moriarti, logra mitigar buena parte de los defectos secundarios de un relato de esta índole. Si, la película cuenta con alguna que otra inconsistencia, pero el firme, contundente y sobre todo vigoroso encanto de sus muchos más aciertos los ahoga dentro de un conjunto, a la postre, y una vez reposado, tan notable como lo es su puesta en escena o sus actuaciones. Maneras de todo un futuro recolector de Goyas resuelto con más talante que dinero.

La alemana 'Das Vorspiel - The Audition' también cuenta con buena apariencia aunque igualmente, nunca termine de ahondar en todo lo que plantea, que no es precisamente poco. Una especie de versión un tanto light de 'La pianista' de Haneke, aderezada con un toque del 'Whiplash' de Chazelle, que gira en torno a la obsesión por el éxito, y la proyección de la falta del mismo en las nuevas generaciones. Nina Hoss siempre es un buen pilar, pero esa afinada estética tan propia del cine intelectual europeo resulta, en última instancia, un impedimento para conectar de manera emocional con un relato tan decididamente reservado.

Como también es decididamente reservada 'A Dark, Dark Man', película que para mi desgracia no tiene nada que ver con la de Sam Raimi (sic). Lo que empieza como una especie de 'Memories of Murder' kazajo no tarda en derivar, o en naufragar para convertirse en un pastiche satírico tan grotesco como ininteligible. O quizá sea que es que en Kazajstán son así, quién sabe. Una película salvada, de buena fe, por su buena caligrafía visual a la que cuesta pillar en que frecuencia del espectro está emitiendo... si es que algo está emitiendo. Por no mencionar su (incluso para un amijo de NWR como un servidor) extenuante pachorra narrativa.

Continuará...


Click aquí para más información

Por Juan Pairet Iglesias
@Wanchopex

Temas relacionados

< Anterior
Siguiente >

Comentarios

  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 24 de Septiembre de 2019, 02:57:25 pm
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 25 de Septiembre de 2019, 03:24:31 pm
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 27 de Septiembre de 2019, 04:33:04 pm
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 28 de Septiembre de 2019, 08:57:22 am
  • Avatar de Wanchope
    Wanchope 29 de Septiembre de 2019, 02:01:40 pm
    'Pacified' gana la Concha de Oro de la 67 edición del Festival de San Sebastián

    La producción brasileña Pacified, dirigida por el estadounidense Paxton Winters, ha ganado la Concha de Oro a la Mejor película de la 67 edición del Festival de San Sebastián. Darren Aronofsky, Paula Linhares, Marcos Tellechea, Lisa Muskat y el propio Winters son los productores de este filme ambientado en las favelas de Brasil. Además de conquistar el principal galardón del certamen, Pacificado ha logrado otros dos: la Concha de Plata al Mejor actor para Bukassa Kabengele y el Premio a la Mejor fotografía para Laura Merians.

    El palmarés oficial de este año ha sido anunciado por la actriz Natalia de Molina y la periodista Edurne Ormazabal durante el transcurso de una gala celebrada en el Auditorio Kursaal. Pacified, que será distribuida en todo el mundo por Twentieth Century Fox, es la primera producción brasileña que gana la Concha de Oro en la historia del Festival.

    Por otra parte, la Concha de Plata al Mejor Director ha sido para el trío formado por Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, responsables de La trinchera infinita (España), que también ha ganado el Premio al Mejor Guión para Luiso Berdejo y Goenaga. Asimismo, Greta Fernández y Nina Hoss, respectivas protagonistas de La hija de un ladrón (España) y Das Vorspiel / The Audition (Alemania-Francia), han ganado ex aequo la Concha de Plata a la Mejor actriz. Finalmente, Proxima (Francia-Alemania), de Alice Winocour, ha obtenido el Premio Especial del Jurado “por su ambición estética” y por “convertir un drama de exploración espacial en una exploración de la maternidad”.


    Otros premios oficiales

    Algunas bestias (Chile) se ha alzado con el Premio Kutxabank-New Directors y en esa misma sección ha recibido una mención especial Sestra (Bulgaria - Qatar), de Svetla Tsotsorkova. El Premio Horizontes ha ido a parar a De nuevo otra vez (Argentina), mientras que la mención especial ha sido para Daniel y Diego Vega por La bronca (Perú - Colombia). El Premio Zabaltegi-Tabakalera se lo ha llevado Angela Schanelec con Ich War Zuhause, Aber (Estaba en casa, pero…) (Alemania - Serbia) y la mención especial ha recaído en Les enfants d’Isadora (Francia- Corea del Sur), de Damien Manivel.

    El Premio Irizar al Cine Vasco lo ha ganado La trinchera infinita, mientras que Glittering Misfits, de Iban del Campo, ha obtenido una mención especial. El Premio del Público Ciudad de Donostia / San Sebastián ha recaído en Hors normes (Especiales) (Francia), de Olivier Nakache y Eric Toledano, y el Premio del Público a al Mejor película europea se lo ha llevado Sorry We Missed You (Reino Unido - Francia- Alemania), de Ken Loach. Además, el Premio TCM de la Juventud ha sido para Ana García Blaya Las buenas intenciones (Argentina).

    Durante la gala se han dado a conocer el resto de premios y las presentadoras han agradecido la presencia de cineastas, guionistas, productores y estrellas durante los nueve días del festival, y también han tenido en cuenta al público que “ha llenado las salas un año más” y ha convertido “hasta la película más pequeña en cine con mayúsculas”.

    “Podríamos decir que se cierra un ciclo pero no es cierto porque en el Festival de San Sebastián las despedidas sólo son una cuenta atrás para volver a encontrarnos y ver más cine. Así que decimos hasta luego de la mejor manera posible, a oscuras, con una película”, han dicho De Molina y Ormazabal antes de dar paso a la proyección de The Song of Names (La canción de los nombres olvidados). Su director, François Girard, ha estado en la ceremonia acompañado por los actores Tim Roth y Catherine McCormack.

Noticias relacionadas